Sesión alternativa pareja…Georgina y Edu, Morning Kisses

 

 

fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona fotografo-sesion-alternativa-pareja-barcelona

 

 

 

Georgina y Edu querían una sesión especial de pareja , antes de su auténtica boda alternativa en mayo.

Y como no podía ser de otro modo eligieron el Hotel Retrome en Barcelona. Un sitio lleno de personalidad , y con espacios que te hacen sentir como en casa. Una sesión con Georgina y Edu siempre es un gran plan. Pero cuando se hace en un lugar como este, es un auténtico disfrute para los sentidos!

El sitio es supercolorido,  con todo lujo de detalles retro y ventanales inmensos con una luz natural que es una pasada. Escogimos una pequeña suit para la sesión. Con una gran terraza que daba a un patio interior en el centro de Barcelona, que era una delicia visual!

Me dijeron que venían muy entregados y señores así fue! para mí toda una experiencia!

Normalmente lo llevo todo bastante hilado, pero cuando vi que se entregaron al cien por cien, pensé que era el mejor momento para improvisar y dar rienda suelta a la inspiración. Se me quitaron los nervios, me sentía increíblemente inspirada y disfruté de cada detalle y movimiento de estos dos. A ellos tampoco les costó ponerse al nivel, disfrutaron muchísimo.

Desprendían clase y estilo por los cuatro costados, no se podía pedir más.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.